Teresa Estapé
Teresa Estapé
Men

Hasta el siglo XVIII, hombre y mujeres portaban joyas indistintamente, alimentando una inclinación por la vanidad, el poder o la tradición.

Con la llegada de la sociedad industrial, la productividad barre de un plumazo lo accesorio en el atuendo. El arquitecto Adolf Loos sentencia el ornamento masculino cuando proclama que el único adorno que debe llevar un hombre es un buen traje y un libro bajo el brazo.

El siglo XXI es el siglo de joya esencial, la joya libre. Lo masculino, lo femenino y su mezcla son una decisión personal del portador. Estas joyas acompañan, sin intentar nada más.